Mientras Onda se ahoga, el PP hace y deshace a placer

La semana pasada los populares volvieron a ser portada y titular en los medios de comunicación.
A nivel nacional, el caso Bárcenas ha puesto de manifiesto que algo huele a podrido en el PP, un ejemplo claro de cómo funciona dicho partido, movido por sobres, por cuentas en Suiza y por políticos escurriendo el bulto y despreocupándose de los ciudadanos, a los que cada vez les quitan más derechos y recortan más servicios.
A nivel autonómico, cuando ya pensábamos que no podían avergonzarnos más, parece que el señor Fabra ha decidido que la Generalitat se convierta en la máxima accionista del Valencia Club de Fútbol, con el 70% del capital. No hay dinero para sanidad, educación, justicia, dependencia, farmacias pero, sí hay dinero para el fútbol. Muy poca vergüenza es lo que hay.
Y a nivel local, la desfachatez del alcalde vuelve a sorprendernos. El señor Aguilella dice ahora que el sobrecoste de 340.000€ en las obras del Antiguo Conservatorio se deben a la mala gestión del anterior equipo de gobierno. ¿No se le ha ocurrido nada mejor para tapar el fracaso del ‘Plan Confianza’ y la bancarrota de la Generalitat? Si el PP valenciano pagase a los Ayuntamientos lo que les debe del ‘Plan Confianza’, no nos veríamos en situaciones como ésta, pero como prefieren destinar el dinero en aeropuertos fantasmas, Fórmulas 1 y ahora, a comprar equipos de fútbol.
Recordemos que esta obra contaba con una subvención de 1,5 millones de euros, sin embargo la Conselleria sacó la licitación por 1.392.001€, y acabó adjudicándose, en marzo de 2011, a UTE Penadés y Crimsa por 1.057.921€. Es decir, por 442.079€ menos de la subvención inicial que correspondía a Onda. Si la Consellería no hubiese adjudicado el proyecto por 442.079€ menos, se habría podido hacer frente a estos sobrecostes.
200113 Excavaciones antiguo conservatorio 1
Además, si se preocupasen por poner en valor los valiosos restos arqueológicos hallados, lo que debería hacer el señor alcalde, es lo que haríamos los socialistas sí gobernáramos: cambiar la ubicación del futuro Centro de Formación para Adultos y así, aprovechar este hallazgo para dinamizar el centro histórico.
No es la primera vez que el Ayuntamiento asume los costes de diferentes obras por la dejadez de la Generalitat. Ya ocurrió con el Segundo Centro Integral de Mayores y Centro de Día, al que no dotaron del personal necesario para su puesta en marcha y tuvo que ser Onda quien asumiera los 303.360€ para la prestación de dichos servicios. Lamentablemente lo mismo ocurre ahora, la Generalitat destina el poco dinero que hay en lo que al PP le apetece, y el alcalde, lejos de reivindicarlo, lo aplaude y echa balones fuera.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa esta operación. Esto nos ayuda a eliminar spam. * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.