Un alcalde autoritario, que incumple las normas y reprueba a la oposición

Lo acontecido en el último pleno municipal fue, la imagen viva de lo mal que se puede administrar una mayoría absoluta por parte de un gobernante. Siendo esta forma de gobernar más próxima a la de un sistema autoritario que a la de un sistema democrático.

Salvador Aguilella, el autoritarismo hecho alcalde.
El pleno se desarrolló con normalidad y mucho consenso, tal fue éste que los socialistas nos unimos con nuestro voto favorable a ocho de los nueve puntos tratados en el orden del día. Al final del pleno, se trataron nuestras dos mociones, a las cuales todos los grupos políticos habían tenido acceso, cumpliendo lo que marca el reglamento municipal. Una de ellas para paralizar la tasa de gas que quiere crear el Ministerio de Industria al sector cerámico y otra para reclamar el dinero que debe la Generalitat a dos ong’s locales. Los socialistas pasamos por alto las falsedades que el PP vertió sobre nosotros y no dudamos en aprobar las enmiendas que el PP presentó sobre ambas mociones, para redactarlas de forma en la que todos los méritos recaen sobre el alcalde, ya que nosotros no buscábamos ni un titular ni una medalla, buscábamos el bien de las empresas cerámicas y que el porvenir de las ong´s locales sea viable, a partir de ahí no importa cómo se consiga, sino conseguirlo.

La sorpresa vino cuando el alcalde dijo que existía otra moción que el PP pasó por registro de entrada del Ayuntamiento, pero que ocultó al resto de grupos políticos. Con esta jugada, el alcalde se saltó las reglas del juego descaradamente, y pretendía hacernos votar algo que ni habíamos podido leer. Y no crean ustedes que se trataba de algo importante para el pueblo de Onda, no, ni una propuesta, ni una solución a algún problema… Toda la treta del PP tenía el objetivo de crispar y enfrentar, sólo querían reprobar a algunos concejales de la oposición por opiniones que habían dicho en prensa y que al alcalde no le habían gustado. 

Lo que debería hacer el alcalde con su mayoría absoluta es argumentar, dialogar y explicar el porqué de considerar equivocadas dichas opiniones, pero en su lugar decidió saltarse el reglamento para acallar a la oposición, decidió saltarse las reglas del juego democrático y tomar una postura antidemocrática. Por eso, la oposición en señal de protesta optamos por abandonar el Pleno.

Así que parece que en lugar de aunar esfuerzos y olvidar colores políticos como hizo el grupo municipal socialista con tal de sacar adelante las dos mociones que propusimos al Pleno, el Partido Popular prefirió utilizar prácticas poco democráticas que recuerdan a tiempos pasados que todos preferimos olvidar. Así, no. 

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa esta operación. Esto nos ayuda a eliminar spam. * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.