El gobierno popular asfixia a los ciudadanos

Con un escenario de más de 5,6 millones de empleos arrasados por la crisis, más de 100.000 desahucios, y una población cada vez más abocada a la pobreza, las personas encargadas de dirigir nuestro futuro parecen carecer de corazón o de conciencia. En caso contrario no se entiende de ningún modo las medidas que toman.

Por un lado, Mariano Rajoy ha creado paquete de medidas que ahogarán España. La subida del IVA, los recortes en las pensiones, la supresión de la paga a los funcionarios o la reducción de la prestación por desempleo a los nuevos parados, son algunos de los ajustes más injustos de la democracia de España.


Y mientras, en Onda, el equipo de gobierno local sigue los pasos de su jefe de partido. En el último pleno, la subida de tasas fue la constante. Intentan hacer caja en un momento en el que la gente ya no puede más. En contra de esto, los Socialistas propusimos la eliminación del impuesto del ICIO para facilitar que se instalen nuevas empresas en Onda y respondieron: ¿de dónde sacamos el dinero? Un demagógico argumento que se desmonta fácilmente sugiriéndoles que despidan a todos esos asesores que tienen contratados y que cuestan al pueblo de Onda 100.000 euros al año. Con ese dinero el Ayuntamiento de Onda también podría ayudar a los pensionistas, subvencionando los 426 medicamentos cuya cobertura Rajoy ha eliminado. Pero los populares se han opuesto a esta medida ya que deben ser más prioritarios los asesores. Van tan en contra de los intereses de su propio pueblo que la señorita Ballester y el alcalde ven poco apropiado hasta solicitar a la Generalitat Valenciana que convoque de nuevo las plazas del EMCORP y EPAMER, y que paguen al Ayuntamiento de Onda lo que deben de la edición anterior.

Mariano Rajoy y Salvador Aguilella, los reyes del recorte y el tasazo. 


Con los recortes de Rajoy y los “tasazos” de Salvador Aguilella, el PP se asegura que la recesión se agrave aún más. Quizá es lo que quieren, ya que como se ha podido ver, por filtraciones de los técnicos del gobierno central, disponían de otras medidas a tomar que no hubiesen afectado al ciudadano más desprotegido, sino a los ricos. Pero claro, el PP está aprovechando esta terrible situación para hacer reformas ideológicas y disfrazarlas de “recortes necesarios”. De no ser así, no se entiende que Salvador Aguilella no quiera ni asesorar a los ciudadanos que pueden ser desahuciados, como quedó reflejado al votar en contra de la moción que presentamos para crear un servicio gratuito de mediación hipotecaria, y les quite este último peldaño abocándolos a una caída libre. Un alcalde que no quiere ni asesorarles en este tema ni ayudarles, eso sí, está empeñado en vender pisos a los bancos.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa esta operación. Esto nos ayuda a eliminar spam. * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.