Cuidado con la letra pequeña

La prensa NO nos ha contado todos las medidas que agravan, todavía más, la difícil situación que están sufriendo muchas de las empresas de nuestra provincia, así como todas aquellas personas que cotizan a la Seguridad Social, ya sean autónomos, agrarios etc. Las siguientes medidas son la letra pequeña de la Reforma:
– El recargo que se les aplica a empresas o autónomos cuando no pueden pagar sus obligaciones con la Seguridad Social dentro del plazo reglamentario. Hasta ahora una empresa o un autónomo, cuando no pagaba las cuotas dentro del plazo que correspondía, se le aplicaba un recargo progresivo del 3, 5 o 10% y a partir del cuarto mes se aplicaba el 20% más los intereses. Ahora, desde el primer día que no se pague dentro del plazo se le aplicará un 20% más los intereses. ¿Cuantas veces sucede que las empresas o el trabajador autónomo intentan descontar un pagaré en las entidades financieras y no pueden hacerlo hasta unos días más tarde, con el consiguiente retraso en los pagos con la Seguridad Social?
– Suprimir el derecho de las empresas a la aplicación de bonificaciones por contratación, mantenimiento del empleo o fomento del autoempleo en las cuotas de la Seguridad Social desde este mes.
– Otra medida en materia de Seguridad Social que perjudica al colectivo de desempleados es la referente al subsidio de los mayores de 52 años. Subsidio que se les concedía para que pudieran subsistir hasta los 61 años, edad a la que se les permitía jubilarse. Además de que ahora serán beneficiarios a partir de los 55 años, se les ha rebajado la base de cotización. Con la nueva medida se les cotizará por la base mínima de cotización hasta la jubilación. Ello implica que esas personas verán disminuidas su pensión en un 25% el día que se jubilen. No solamente han tenido la desgracia de perder su puesto de trabajo en la última etapa de su vida laboral, sino que además su pensión va a ser muy reducida y mínima.
El gobierno dice que la reforma será “inequívocamente positiva para recuperar el crecimiento de la economía, de la producción y del empleo”. Pero realmente, con estas medidas no van  a mejorar la situación de las empresas, ni la de los trabajadores. ¿Por qué a unos les ofrece amnistía fiscal y a otros los ahoga cada día más? ¿Por qué recorta el bienestar social y no aumenta los impuestos a aquellos que ganan más de 100.000 euros al año? Muy sencillo, porque esta es una reforma de carácter ideológico. El PP sólo se acuerda de los más necesitados a la hora de votar.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa esta operación. Esto nos ayuda a eliminar spam. * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.