El general cabalga de nuevo

A nadie se le escapa que todas las medidas que está llevando a cabo el PP allá donde gobierna, están siendo tomadas de forma de lo más dictatorial. Y lo hacen “amparados” por unas mayorías absolutas que obtuvieron por venderle a la gente que ellos no harían recortes, que no subirían los impuestos, que apostarían por una televisión pública de calidad, que no instaurarían el copago en sanidad, que no recortarían en educación, etc. Curiosamente están haciendo todo lo contrario.
En Onda, se ha recortado la participación ciudadana en cuantas entidades se le ha ocurrido a nuestro alcalde, lo cual nunca vendió en su campaña. Lo que sí que vendió el PP de Onda es que tenía la solución para el empleo, pero no nos dijo que vendría de la mano de Rajoy. La solución para ellos, ha sido una reforma laboral que nos hace volver a la época del franquismo.
Los socialistas de Onda rechazamos contundentemente esta reforma por ser la más injusta de cuantas hemos visto en este país, ya que supone un retroceso en los derechos de los trabajadores de décadas, además es ineficaz para crear empleo, porque lo único que propicia es el despido. Despido que asimismo llega con una carta blanca para las empresas, es casi el despido libre. Una pérdida histórica de los derechos que además anula la capacidad de negociación de los sindicatos para defender los derechos de los trabajadores. La negociación colectiva se cambia por la imposición unilateral.
En el delicado momento de recesión que vivimos, esta reforma propiciará aún más, el aumento de la tasa de paro, y además rebajará las condiciones laborales y salariales del trabajador, lo cual provocará un menor consumo privado y por tanto dificultará aún más la recuperación económica. Es como un círculo vicioso: menos empleo, menos salarios, menos consumo, menos crecimiento, menos empleo…
Una reforma que Rajoy no ha consensuado con los agentes sociales para garantizar su éxito, sino que ha impuesto por sus fueros. 
Rajoy y Salvador Aguilella, los dirigentes de la imposición.
Una actitud que nos recuerda a la dictadura, o porqué no, a la de nuestro alcalde, que oculta información a la oposición (seguimos esperando poder acceder a diversos expedientes), encarga informes manipulados (a los que llama auditoria y no lo son), disuelve o cambia entidades a su antojo para que dejen de ser participativas y poder manipularlas, o censura parte de la historia de Onda (para muestra la exposición del Salvador, donde se pasa de las fotos en blanco y negro, a las tomadas desde que Salvador Aguilella es alcalde, como si los 23 años de gobierno socialista no hubiesen existido en Onda).
Aguilella es ahora el nuevo generalísimo, REACCIONEMOS ANTES DE QUE SEA DEMASIADO TARDE.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa esta operación. Esto nos ayuda a eliminar spam. * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.