Transparencia sin información

Es tal la transparencia informativa de la que hace gala el actual equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento de Onda que a menudo se vuelve traslúcida y desparece. Es lo que ha pasado con la agenda cultural y todo lo que la rodea. De repente, los ondenses se han quedado sin un medio de información por el que podían saber todos los actos que se celebraban en Onda. Decir que podrán enterarse a través de la página web es muy relativo, pues son muchas las personas, sobre todo a partir de 50 años, que no tienen acceso todavía a las nuevas tecnologías, o tienen un acceso limitado.

Quizás lo que quiere esconder el PP es que esos actos han disminuido considerablemente y, seguramente, todavía bajarán más, justamente cuando más necesita la gente actividades culturales y gratuitas, algo en lo que Onda era conocida por toda la provincia. Por eso permanece apagada la pantalla informativa gigante del Ayuntamiento, un verdadero instrumento para la transparencia, para que no se note esa drástica disminución de actividades.

Como esconde también el verdadero precio de la agenda. 45.000 euros era la retención de crédito que se efectuaba cada año para poder sacar a licitación su realización por parte de las imprentas de Onda. Pero después la buena gestión económica del anterior equipo de gobierno, con mayoría de los Socialistas de Onda, hacía que se adjudicase por poco más de 30.000 euros, con lo que una imprenta de Onda podía contratar o no despedir a una persona para imprimir la agenda y temporalmente a las que se encargaban del reparto, y el Ayuntamiento podía dedicar el dinero sobrante a financiar parte de las actividades culturales gratuitas.

Tampoco es cierto que la agenda tuviera 22 páginas (solían ser 32 y, en todo caso, tienen que ser múltiples de 4) ni que la mitad se dedicaran a ensalzar al alcalde. Los meses que había noticias de interés para los ondenses se publicaban, y nunca ha sido la mitad.

Pero qué se puede esperar del PP, que juega con la desinformación, cuando no directamente con la mentira, con el único objetivo de desacreditar al anterior equipo de gobierno. Es falso que antes durante meses el Ayuntamiento suspendiera la atención a domicilio y se quedara con el dinero. Simplemente se avisaba con suficiente antelación a las personas beneficiarias para que renovaran la solicitud cada seis meses por si habían cambiado su situación, pero el servicio continuaba prestándose a pesar de que la Generalitat tardaba en pagar. Las solicitudes se resolvían en una comisión con participación de todos los grupos políticos y no unilaterlamente en Junta de Gobierno como ahora. Aquello sí era transparencia.

Socialistas de Onda

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa esta operación. Esto nos ayuda a eliminar spam. * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.