¡Viva la diferencia!

La crisis económica mundial por la que atravesamos ha sido ocasión suficiente para observar dos maneras completamente diferentes de intentar combatirla, dos formas distintas de crear empleo para que el paro no sea tan alto.

Por una parte, está el Gobierno de España, presididopor el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, que ha puesto en marcha varias medidas, algunas de ellas dirigidas a los ayuntamientos. Es el caso de los dos planes E o planes Zapatero. En el primero, Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL) le correspondieron a Onda 4,2 millones de euros. Se hicieron 11 obras y nada más licitarlas, desde Madrid ya se envió al Ayuntamiento el 75% del presupuesto. Todas las actuaciones de este primer plan finalizaron dentro de 2009 y la mayoría han estado a cargo de empresas de Onda, que han contratado a trabajadores de Onda. Todas ellas han cobrado puntualmente y el Ayuntamiento ingresó puntualmente el 100% de lo invertido.

En 2010 se puso en marcha el Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local, con otras once actuaciones, todas ya finalizadas. Esta vez correspondieron a Onda 2,7 millones de euros y se mejoraron las condiciones, ya que el Gobierno de España adelantó el 80% del presupuesto al aprobar los proyectos. En este segundo Plan Zapatero se incluyó también el gasto social, como el mantenimiento de los colegios u otras actuaciones sociales que revierten directamente en las personas. A estos 7 millones de euros habría que sumar el millón de euros del 1% cultural que se ha invertido en la consolidación de la alcazaba, otro millón de euros invertido por la Confederación Hidrográfica del Júcar en el Toll d’Ascla y actuaciones en barrancos o 1,1 millones de euros que el Ministerio de Fomento ha invertido en la segunda fase del Museo del Azulejo, es decir, más de 10 millones de euros.

Frente a esto, la Generalitat, que es la que tiene la competencia exclusiva en políticas activas de empleo, desde febrero de 2009 sólo ha sido capaz de lanzar el plan Confianza, que debía haber finalizado en febrero de este año, pero ninguna de las tres obras que solicitó la Junta de Gobierno Local en su momento está finalizada. Incluso la de adecuación del antiguo conservatorio como centro de formación municipal va a empezar estos días.

Además a Onda le correspondían un total de 5,2 millones de euros, pero la Generalitat las ha acabado adjudicando a tres empresas de Valencia por un total de 4,3 millones de euros, por lo que el pueblo de Onda ha perdido casi 1 millón de euros. Por otra parte, se trataba de obras que debía haber acometido la Generalitat, gobernada por el PP, con cargo a sus presupuestos.

Socialistas de Onda

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa esta operación. Esto nos ayuda a eliminar spam. * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.