Onda exige a la FVMP que adelante la convocatoria de la ley de la dependencia para no dejar a 20 pueblos sin servicio

El Ayuntamiento de Onda, tras dejar de prestar el servicio de atención a la dependencia a 20 pueblos del interior, aprobó el lunes en el pleno, con los votos a favor del equipo de gobierno de PSPV, Bloc y AMI, al que se sumó España 2000, solicitar a la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP) que avance a principios de septiembre u octubre la convocatoria de ayudas para financiar los gastos del personal de este departamento para que se resuelvan antes del 31 de diciembre, y evitar así que en 2012 ocurra lo mismo que está pasando en estos inicios de año.
El Ayuntamiento de Onda justificó la paralización del servicio porque la FVMP y la Conselleria de Bienestar Social “no publican la orden de las subvenciones para contratar personal para la dependencia hasta el 23 de diciembre, y comienzan a resolver si dan esas ayudas el 21 de enero, un día después de finalizar el plazo para presentar solicitudes, por lo que hasta principios o mediados de febrero se desconoce si se recibirá la subvención”, según expuso el teniente de alcalde de Seguridad Ciudadana y Bienestar Social, Vicente Gil.
El edil socialista aseguró que “las solicitudes de los dependientes de Onda las atienden los funcionarios del ayuntamiento”. Sin embargo, las de los pueblos de Espadán-Mijares se han dejado de tramitar porque “se debería pagar a esas personas, y los muchos kilómetros que realizan, con dinero del presupuesto municipal de Onda, con lo que los ondenses estaríamos financiando un servicio que debe dar la Generalitat, y eso sería ir en contra del informe de un informe jurídico que prohibe contratar a personas para atender a otros municipios”, añadieron.
Gil defendió la posición del consistorio diciendo que muchas de estas localidades (Aín, Alcudia de Veo, Arañuel, Argelita, Ayódar, Cirat, Espadilla, Fanzara, Fuentes de Ayódar, Montán, Montanejos, Puebla de Arenoso, Ribesalbes, Sueras, Tales, Toga, Torralba del Pinar, Torrechiva, Vallat y Villamalur) no deben dar servicio a otros pueblos, por lo que no vulneran la ley, unas manifestaciones que no convencieron al PP. Por ello, los populares solicitaron una comisión de investigación, aunque la mayoría de PSPV, Bloc y AMI fue suficiente para tumbar la propuesta.
Reestablecimiento del servicio
Tras las críticas que el ayuntamiento recibió días atrás de la FVMP, que Gil tildó de “partidistas y no oficiales”, Gil mostró un documento que entró durante el día de ayer al consistorio en el que se aceptaba otorgar la subvención, por lo que el servicio se reestablecerá “de forma inmediata”, según señalaron fuentes municipales. Así pues, ahora se procederá a contratar al personal oportuno que dará el servicio a los 20 pueblos.

Cesión del centro de salud
A pesar de ser un punto caliente del orden del día, el ayuntamiento aprobó por unanimidad la cesión definitiva del segundo centro de salud después que la Conselleria de Sanidad no diera validez al acuerdo de la sesión plenaria del mes de noviembre, que adelantaba la cesión hasta que la Administración autonómica remitiera la redacción del proyecto al consistorio.
Ahora, cuando el ayuntamiento dispone del proyecto básico, todos los grupos políticos aprobaron la cesión del terreno, de 1.520 m2, elegido en 2008 y ubicado entre las calles Sicília y Alfons el Magnànim, para construir una infraestructura sanitaria que fue anunciada a finales de la anterior legislatura.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa esta operación. Esto nos ayuda a eliminar spam. * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.