Finalizada la restauración del Molí del Bassó

El Ayuntamiento de Onda ha finalizado, a falta instalar una barandilla metálica en la parte interior, la restauración del Molí del Bassó, ubicado en el antiguo cine Paraíso, una actuación que con 58.000 euros ha permitido recuperar un molino del siglo XVIII que estuvo en funcionamiento hasta el primer tercio del siglo XX, según estimó el arqueólogo municipal, Vicent Estall.
Los ondenses y turistas que se acerquen al parking, donde en estos momentos se están ejecutando unas obras complementarias en la ladera norte, podrán comprobar el antiguo funcionamiento básico del molino, que todavía quedará más clarificado cuando se coloque un cartel explicativo.
En el Molí del Bassó se llegó a moler trigo utilizando el agua que venía de la acequia Mare, aunque el arqueólogo municipal cree que además “se llegó a tratar arcilla, y en un mecanismo conjunto incluso se pudo generar electricidad”. En la zona todavía puede vislumbrarse el molino originario, que previsiblemente data de la Edad Media.
En estos momentos se está valorando la posibilidad de ubicar sobre el molino, un cristal para ver el molino, una oficina de turismo, tal y como propuso el su día el teniente de alcalde de Desarrollo Local, Pascua Mundina, por su cercanía al centro histórico y al castillo, uno de los principales atractivos de la localidad.
El Molí del Bassó se ha podido restaurar gracias a los fondos FEDER que el ayuntamiento consiguió hace unos años para mejorar el centro histórico, una partida de 3.565.685 euros con las que se ha podido acometer la ladera sur del castillo y el aparcamiento del antiguo cine Paraíso, entre otros.
Éste es el segundo molino que restaura el ayuntamiento después de reformar en años anteriores el del Molí de la Reixa, que fue restaurado el año pasado con 44.144,50 euros, para el que el ayuntamiento contó con una subvención de la Agencia Valenciana de Turismo de 19.027,80 euros.

Estas actuaciones forman parte de un proyecto más amplio, que es el de la creación de un gran Centro de Interpretación de la Arquitectura del Agua a partir de los molinos que movía el caudal de la Sèquia Mare, que venía de la balsa de la Vila, que a su vez se abastecía de la Font del Canyar.
Así pues en un futuro se prevé realizar la adecuación del Molí de la Mona, ubicado cerca de la zona deportiva, o el de la Gel, en el entorno de la calle Valencia.
Dadas las características del edificio del Molí de la Reixa y su gran superficie, este centro, que será el primero en la Comunitat Valenciana, contaría con diferentes áreas: zona de exposiciones permanentes, zona de exposiciones temporales, talleres y sala de conferencias. Las exposiciones permanentes estarán dotadas de sistemas interactivos, de manera que el visitante participe en su visita, se eduque y se conciencie al mismo tiempo sobre la importancia del agua y su correcta administración y utilización. El objetivo es que el usuario de este centro aprenda y se divierta en él.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa esta operación. Esto nos ayuda a eliminar spam. * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.