Piden la dimisión del conseller Font de Mora

Medio centenar de miembros de la Plataforma por la Enseñanza Pública -integrada por la Confederación de Padres Gonzalo Anaya, la federación de estudiantes mayoritaria Faavaem, los tres grandes sindicatos de la enseñanza CC OO, UGT y STEPV, las asociaciones profesionales de directores y de inspectores Adide y la entidad cultural Escola Valenciana- se han concentrado esta mañana ante la sede la Consejería de Educación para pedir la “dimisión” del consejero Alejandro Font de Mora. Las movilizaciones son consecuencia de la “suspensión de 20 días de las funciones” del director José Luis Santiago, del instituto público Les Nòries de Monfort, en Alicante, a partir de hoy mismo, por haber permitido que se colgara en los pasillos del centro una fotografía cabeza abajo de Font de Mora durante las protestas de la comunidad educativa por la imposición de traducir las clases de Educación para la Ciudadanía al inglés. 

Los manifestantes han desplegado una pancarta en que piden la “dimisión” del consejero, por considerar que la sanción supone “un ataque a la libertad de expresión”, según ha explicado Vicent Mauri, del secretariado nacional del STEPV. La Plataforma ha pedido, sin éxito, una entrevista con Font de Mora, quien “ha delegado en un jefe de área”, lo que han rechazado los concentrados.

Casi en paralelo, el director sancionado ha presentado un recurso ante la Dirección de los Servicios Territoriales de Alicante para exigir que se aclaren los términos de la sanción, ya que también tiene clases de docencia que no se sabe cómo se van a cubrir. También ha pedido la suspensión cautelar de la sanción hasta que se resuelvan las condiciones económicas de la misma y la sustitución de sus horas lectivas.

La federación de enseñanza de UGT, que lleva la defensa jurídica, ha trabajado a marchas forzadas para tratar de paralizar una sanción que considera un “ramalazo de autoritarismo de la Administración para fustigar a todos aquellos que no comulgan con sus ideas”. Los abogados creen que la notificación es “irregular” y que la ejecución inmediata de la sanción supone un juicio “sumarísimo” del director. “Educación pretende, a través de una comunicación irregular del propio director territorial de Alicante, autoridad distinta y no prevista de la que sanciona el caso, que es el recién nombrado subsecretario, que la ejecución sea inmediata”, sostiene Javier González Zurita, de Fete-UGT.

Ésta es la primera sanción en firme que la consejería valenciana ejecuta por las movilizaciones de la comunidad educativa de la enseñanza pública contra el “boicot” de la Generalitat presidida por Francisco Camps a la asignatura de Ciudadanía, pretensión que finalmente enterró el Tribunal Superior de Justicia en julio.

La Plataforma ha anunciado que convocará “más acciones de protesta”, entre otras, colgando crespones negros en los centros educativos. Los sindicatos han anunciado ya que hoy “plantarán a la consejería” en las mesas de negociación que había convocadas.

Visto en elPais. 
Share Button

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.